Gastos Deducibles de un Auto. Beneficios fiscales

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Gastos Deducibles de un Auto

Si tienes un auto, tendrás que hacer algunos gastos mayores que cubren desde el mantenimiento hasta trámites legales. 

En estos casos, el Servicio de Atención Tributario (SAT), tiene regulaciones para cuando un auto es usado para fines profesionales y también cuáles son los gastos deducibles de un auto y así reducir un poco los impuestos.

Es importante conocer estas regulaciones del SAT para saber que si se puede deducir y que es lo que se debe de evitar y no tener errores que puedan resultar más costosos. 

Qué gastos de mi auto puedo deducir

Combustible

La deducción por carga de combustible (diesel o gasolina) solo aplica si se ha comprado en alguna estación de servicio que no esté a más de 50 kilómetros de tu domicilio fiscal que se declaró.

No olvides que se debe solicitar la factura electrónica por la cantidad pagada y hay que tomar en cuenta que esta opción es para el no asalariado.

La empresa donde hagas el gasto o servicio debe contar con alguno de los sistemas de facturación disponibles en México para que puedas descargar tu factura en línea o sea enviada por correo electrónico.

Mantenimiento y servicios

Incluye gastos relacionados con la compra de refacciones en general, reparaciones, cambio de llantas, neumáticos, lubricantes, aceites o líquido anticongelante.

Se pueden deducir también los servicios necesarios para el mantenimiento del auto, como afinaciones, balanceo, cambios de aceite o reparaciones internas o externas. 

Debes solicitar tu CFDI y muy importante es que el pago debe hacerse con tarjeta o transferencia. Una vez que se tenga el comprobante de pago o factura por estos servicios, es como podrás hacer la deducción. 

Servicios como la alineación y balanceo y la afinación se incluyen en estos.

elementos que debe tener una factura para ser válida.

Trámites

Existen trámites vehiculares por los que debes pagar, pero que son deducibles de impuestos como son la verificación vehicular, pago de tenencia y seguro del automóvil, siempre y cuando el auto y todos sus trámites y documentos estén a tu nombre como persona física o moral.

Renta o arrendamiento

Únicamente se pueden deducir un límite de $200 pesos diarios por renta o arrendamiento de vehículos con motor a gasolina o diésel y hasta $285 pesos diarios si el auto es eléctrico, híbrido o de hidrógeno.

Seguro

El seguro también es uno de los gastos deducibles de un auto que se puede deducir, pero esto depende del tipo de situación fiscal que se tenga. Por ejemplo, el seguro no es deducible para quienes son personas físicas con salario. 

Si es deducible el seguro de auto si eres una persona física con actividad empresarial y el automóvil se utiliza para cumplir obligaciones laborales/profesionales, las cuales son las que generan los ingresos.

Todo esto debe estar reflejado en tu sistema de contabilidad para una rápida consulta en caso de ser necesario.

Requisitos para deducir gastos del coche

  • Contar con RFC y estar inscrito en el Registro Federal de Contribuyentes como Persona física con actividad empresarial o de persona moral que tenga RFC.
  • Comprobar que el automóvil y sus gastos son esenciales para el desarrollo de la actividad profesional/económica que realizas.
  • Contar con Comprobantes Fiscales Digitales (CFDI) que avalen los gastos para poder deducirlos ante el SAT.
  • Demostrar que el vehículo este a tu nombre y en caso de que sea de una persona tercera, comprobar que su uso es para actividades profesionales.
  • Para que la deducción del auto sea efectiva, el medio de pago empleado deberá ser bancarizado y no en efectivo.

Limitaciones en las deducciones de automóviles

Si el auto es nuevo o usado

Si un auto es impulsado por un motor a gasolina o diesel, tiene un monto máximo deducible de $175,000 pesos mexicanos. En caso de ser un auto eléctrico, híbrido o a hidrógeno, se pueden deducir hasta $250,000 pesos

Si el auto fue comprado por medio de un endoso de factura, no se tendrán los anteriores beneficios fiscales. Solo podrían deducirse hasta $175,000 pesos mexicanos, siempre y cuando sea con motor a gasolina o diesel. 

De acuerdo al Artículo 36 de Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), menciona que la deducción de las inversiones se sujetará a las reglas siguientes:

Las inversiones en automóviles solo serán deducibles por un monto no máximo de $175,000. 

Tratándose de inversiones realizadas en automóviles de baterías eléctricas recargables o automóviles eléctricos que tengan motor de combustión interna o motor accionado por hidrógeno, solo podrás deducir un máximo de $250,000

Es crucial tomar en cuenta que todas las facturas que se soliciten por este tipo de gastos deben haber sido verificadas y validadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), ya que si hay algún error en el trámite no se podrá reducir el importe correspondiente de los impuestos. 

Tampoco debes olvidar los requisitos necesarios que se debe presentar junto con la documentación, puesto que cumpliendo con todo esto podrás reducir  un buen porcentaje de los gastos que se van en tu coche. 

Preguntas frecuentes gastos deducibles de un auto

¿Cuándo se presenta la declaración anual?

La declaración anual se presenta del 1 al 30 de abril cada año en el caso de las personas físicas, y para las personas morales el plazo es del 1 al 31 de marzo.

¿Mi camioneta pick-up es deducible?

Según la Ley del ISR, las camionetas pick-up pueden deducir en un 100%, ya que no son consideradas como coches, sino que son consideradas como camiones de carga.

El porcentaje máximo autorizado que los automóviles pueden deducir al año es de 25%. Es decir, que se puede deducir el 100 % del vehículo en cuatro años.

 


   Artículos Recomendados   

Conoce cómo se calcula el precio de la gasolina y por qué varía

¿Cuál es la postura correcta para manejar?

Deja una respuesta